Publicado el

This could be the start of something

¡Bienvenidos a mi blog!

Después de mucho darle vueltas, escribir mucho y borrar aún más y pelearme con WordPress (y lo que te rondaré, moreno…), por fin inauguro esta bitácora; mi primer blog con fines también profesionales. Hasta ahora, los que había escrito eran meramente personales y nunca había sido muy constante en cuanto a publicar y mantenerlos. Aunque hace ya algún tiempo que decidí lanzar esto que leéis, siempre acababa retrasándolo por unos motivos o por otros: falta de tiempo, falta de inspiración e incluso una remodelación completa, ya que llegué a diseñar un blog y a escribir un par de entradas… y entonces me dí cuenta de que ya existía una bitácora de traducción con el mismo nombre. Ouch.

Las crónicas de la mesa redonda de la APTIC sobre blogs que Aida publicó en su “Aventuras de una traductora-intérprete en Madrid” y las presentaciones de los ponentes me dieron el empujón definitivo para decidirme a tener mi propio rincón en la blogosfera. Con “El blues del traductor”, pretendo tener un poco más de presencia como traductora en este vasto Universo que es Internet, poder contar mis (in)experiencias y opiniones sobre este mundillo y a la vez intentar aportar aunque sea una milésima parte de lo que me han aportado a mí los blogs de tantos traductores e intérpretes que comparten sus conocimientos y ponen su veteranía al servicio de todos los colegas de profesión, recién llegados o no. De no ser por ellos, el camino que lleva desde absoluto novato hasta profesional del gremio sería mucho más arduo. 

Sin embargo, mi situación es un tanto complicada en cuanto a poder aportar: al estar recién licenciada, no puedo hablar del día a día del estudiante de Traducción más que a tiempo pasado e intentar que mis vivencias universitarias sirvan de algo (aunque sea de mal ejemplo o de advertencia para que otros no tropiecen en las mismas piedras que yo). Por otro lado, como mi experiencia como traductora es bastante escueta, no puedo hablar desde la posición de “más sabe el diablo por viejo que por diablo” que dan los años, ni puedo comentar mis aventuras como freelance o en tal y cual empresa, ni aconsejar sobre la mejor forma de afrontar un texto sobre máquinas perforadoras, contratos mercantiles o poesía victoriana. La verdad es que, mirándolo fríamente, ¡bien poca cosa puedo aportar hoy por hoy! Quizás, simplemente, pueda hablar de como una recién llegada al mundo de la traducción intenta abrirse paso y hacerse un hueco, de las dudas existenciales que nos encontramos (el consabido “¿y ahora, qué?” o el cómo ganar tablas en la profesión, tema abordado por muchos autores de blogs) y del proceso de desarrollo a medida que voy alcanzando mis pequeñas y grandes metas y aspiraciones – y también mis tropiezos y fracasos, ya que también aprendemos de ellos -, haciendo que la historia (y el blog) crezca al contarla.

Por esto mismo; porque tengo mucho que aprender, mucho camino por delante (antes, ¡ay, ingenua!, pensaba que licenciarse era el fin del proceso, cuando no es más que el punto de partida) y muchas ganas de hacer bien las cosas, agradeceré cualquier consejo o crítica constructiva – y hasta destructiva, siempre que esté argumentada – para mejorar cualquier aspecto de este blog o de mi persona traductoril. ¿Los temas de las entradas están más vistos que “Verano Azul”? ¿El color negro de fondo hace que sea difícil de leer? ¡Házmelo saber! Por mi parte, prometo publicar mi primera entrada “verdadera” sobre traducción en breve.

Por último, y antes de concluir esta primera toma de contacto/bienvenida/inauguración, me gustaría comentar algo sobre el título del blog y de la entrada en sí: como mi gran pasión es la música (especialmente el jazz), pienso utilizar este blog también para divulgarla y compartirla. Mi intención es hacer que cada entrada del blog lleve el nombre de un standard de jazz (cuyo nombre tenga relación con el tema de la entrada, claro) y añadir  un enlace a Spotify, YouTube o similar con alguna versión de ese standard. Y es que… ¡no solo de traducción vivimos!

Un abrazo a todos y, una vez más, bienvenidos a esta vuestra casa ^^

[tweetmeme source=”mar_illescas” only_single=false]

Anuncios

5 Respuestas a “This could be the start of something

  1. Katherine ⋅

    ¡Éxitos en tu nuevo espacio! Si bien compartimos el mismo oficio y seguro tendremos muchas cosas en común, lo que no compartimos es el estilo de música. Conozco poco y nada de jazz, de modo que será lindo poder leerte y de paso aprender sobre este género musical. Saludos de esta peruana que vive en la loca Buenos Aires (aunque también podría ser: desde Buenos Aires de esta peruana loca… el que no tiene de inga, tiene de mandinga, dicen). Anyway, ¡éxitos, niña!

  2. aidagda

    Me alegro de que mi entrada te haya animado a empezar el blog, mira, me das una alegría.
    Yo empecé por casualidad, sin saber si iba a seguir escribiendo y un año después me he llevado muchas sorpresa y muy buenas, así que adelante y disfruta del viaje

  3. Sara ⋅

    Enhorabuena! Qué guay te ha quedado.
    Estaré atenta a tus entradas.
    Saludos!! ^^

  4. Mucho ánimo en esta nueva aventura 😉

    Ya verás cómo mola… ¡y muy original tu blogdiseño!

  5. Eva

    ¡Bienvenida a la blogosfera! Oye, el diseño del blog mola un huevo. Tú no te preocupes por el tema de la constancia, que me temo que todos tenemos épocas de barbecho en los blogs por todos los motivos que has comentado antes :P.
    Ahora buscaré el botoncito de suscripción para estar al tanto de tus entradas :D.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s